EUSKAL HERRIA, HARRERA HERRIA
DIGNIDAD, DERECHOS y ALTERNATIVAS

LIBERTE DE CIRCULATION, ÉGALITÉ DES DROITS

“Hay un abismo donde había un estrecho” cantaba el grupo del rock hondarribitarra DUT hace ya algunos años, y un par de décadas más tarde ese abismo en vez de estrecharse se ha ido haciendo desesperadamente cada vez más y más grande ante nuestros ojos.

La infranqueable fortaleza europea ha ido elevando cada vez más y más metros la valla que la separa de la realidad y del Mundo, y el Sueño europeo se ha ido alambrando a la par que el corazón de muchas de las personas de este continente. La valla es algo físico pero no algo estático, la valla se desplaza junto a quienes logran atravesarla y consiguen continuar su viaje.

Un viaje que a muchos y muchas les trae hasta nuestro pueblo, hasta nuestra casa, hasta Irun, donde desde hace 7 meses, docenas de personas y colectivos organizados en la Irungo Harrera Sarea-Red de Apoyo de Irun les damos nuestra ayuda, y también nuestro cariño, para que puedan continuar ese viaje. Hablamos de Solidaridad, no de caridad. Hablamos de apoyo mutuo, y de reconocernos en la piel y en los ojos del otro. Hablamos de Humanidad, hablamos de Justicia.

Irun ha abierto sus brazos, Euskal Herria siempre ha abierto sus brazos a quienes han venido a participar de la Vida de este Pueblo y a contribuir a la Historia de esta tierra. Pero una vez más ha sido la iniciativa popular la que ha ido por delante de las instituciones y los políticos profesionales. Han sido las voluntarias y los voluntarios de la Red de Acogida de Irun quienes desde un principio cuando empezó esta crisis humanitaria se echaron a la calle a recoger, a ayudar y a abrazar a las miles de personas que han pasado por nuestro pueblo. Nos sentimos orgullosos y orgullosas de lo que hemos hecho y de todo lo que estamos haciendo!!… Y nos hemos organizado y autogestionado al margen de las instituciones por que desde un principio, estas han llegado y actuado mal y tarde. Ayuntamiento de Irun, Diputación de Gipuzkoa, Gobierno Vasco, Gobierno central e Instituciones Europeas no han querido enfrentar esta situación de una manera decidida. Todas estas instituciones llevan meses improvisando y dando respuestas en corto, sin plantear soluciones, planes o políticas a largo plazo. Esta es una crisis humanitaria que afecta a miles de personas y que requiere de una respuesta efectiva, afectiva, humana y solidaria. Parchear y no poner todos los medios que tienen en su mano para aliviar esta situación no va a hacer que miles de personas dejen de llegar hasta aquí.

Exigimos a los políticos que aporten soluciones, y no creen nuevos problemas. Les pedimos una acogida permanente, digna e integral.

 • Demandamos a las instituciones una política migratoria que garantice derechos y genere alternativas.

• Reclamamos la libre circulación de las personas y el respeto a los derechos humanos. Ninguna persona es ilegal. ¡¡¡No a las devoluciones en caliente!!!!

• Denunciamos las políticas neocolonialistas de expolio y saqueo, que las principales potencias económicas mundiales desarrollan en África y en distintos puntos del mal llamado Tercer Mundo, y que condenan a millones de personas en todo el Planeta a la miseria y/o a la migración.

• Pedimos respeto. Respeto para la gente que se ve obligada a salir de sus casas y Pueblos para llegar hasta aquí. Nadie se juega su vida, ni la de sus hijos e hijas por nada. Todas y todos hemos sido y somos inmigrantes, y la Historia de Euskal Herria esta llena de momentos de acogida, pero también desgraciadamente de épocas de huida.

Y para terminar, nos queremos dirigir a quienes nos gobiernan desde arriba. A los gobiernos y a la élite política europeos que parecen haber asumido el discurso del odio y la xenofobia de la nueva ola de partidos nacionalpopulistas y de la extremaderecha clásica Europea. Ofrecer recetas simples no sirve para solucionar situaciones y problemáticas que obedecen a realidades mas complejas. Europa les guste o no les guste a Salvini o Casado es una tierra de acogida. Lo ha sido durante siglos, y lo seguirá siendo.

El futuro de Europa es multicultural o no será, porque estamos destinadas y destinados a mezclarnos, a entrelazarnos, estrecharnos, a entendernos y abrazarnos.

“Hay un abismo donde había un Estrecho” cantaba el grupo de rock hondarribitarra DUT. De todas nosotras y nosotros dependerá en gran medida que ese abismo se estreche y no se haga cada vez más grande.

Firma y adhiérete a este manifiesto, solidarízate con las personas en tránsito y acude a la Manifestación que se celebrara en Irun (FICOBA) el próximo 26 de enero a las 5 de la tarde.